La Ganadora del Premio Nobel de la Paz, Jody Williams, escribió una carta a JOH, desconcertada por las violaciones de derechos humanos en Honduras.

0
43
©Swarthmore College ITS Blog
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Jody Williams es una profesora estadounidense y activista de derechos humanos, ganadora del Premio Nobel de la Paz en 1997por su trabajo en favor de la prohibición internacional del uso de minas antipersonales y bombas de racimo, así como la retirada de todas las minas (y restos de ellas) de todos los territorios a nivel mundial.

Es presidenta de una iniciativa que junta a todas las mujeres ganadoras de los prestigiosos premios Nobel de la Paz del mundo y en nombre de ellas dirigió una carta al dictador hondureño el pasado 18 de diciembre condenando toda la violencia generada por sus ilegalidades.

Puedes leer la carta traducida al español a

continuación:

Estimado Presidente Hernández,

Escribo como Presidenta de la Iniciativa de Mujeres Nobel, y en nombre de seis mujeres galardonadas con el Premio Nobel de la Paz, para expresar nuestra profunda preocupación por las violaciones de derechos humanos que se están cometiendo en Honduras desde las elecciones del 26 de noviembre.

Como sabrá, la Iniciativa Nobel de la Mujer encabezó una delegación de premios Nobel de la Paz y expertos en derechos humanos en su país a fines de octubre, antes de las elecciones. Escuchamos testimonios convincentes de una amplia gama de hondureños y defensoras de los derechos humanos en particular. Todos reportaron altos niveles de violencia estatal y arrestos arbitrarios de ciudadanos que se atreven a hablar en contra de los abusos contra los derechos humanos.

Desde las elecciones, prominentes periodistas, expertos en derechos humanos y muchos de nuestros socios en Honduras han enviado inquietantes informes de brutales actos de violencia y uso excesivo de la fuerza por las fuerzas de seguridad pública hondureñas, dirigidos a manifestantes pacíficos que protestan por denuncias de fraude electoral.

Catorce personas ya han muerto a manos de las fuerzas de seguridad, la mayoría de ellas por heridas de bala y gas lacrimógeno. Expertos en derechos humanos han documentado casos de al menos 51 heridos y más de 800 detenidos. Muchos de estos manifestantes son jóvenes, que representan el futuro de Honduras. También estamos profundamente preocupados por el sabotaje a las transmisiones de Radio Progreso, que sigue sin emitirse en la capital.

La paz y la libertad de expresión son los principios centrales de cualquier proceso democrático.

Las medidas represivas de su gobierno violan las leyes internacionales y nacionales y socavan profundamente la legitimidad del proceso electoral. Crean un contexto hostil y violento que restringe las libertades básicas, que son esenciales para una transferencia pacífica del poder.

La violencia contra ciudadanos pacíficos que ejercen su derecho a manifestarse debe cesar.

Le pedimos que garantice la protección de todos los hondureños, especialmente los defensores de los derechos humanos, los miembros de la oposición y los periodistas.

Instamos a la comunidad internacional -en particular a los gobiernos de Estados Unidos y Canadá- a que denuncien públicamente la violencia y se unan al llamado a un recuento electoral justo y transparente con la presencia de observadores electorales regionales e internacionales.

  • Fuente: https://www.americas.org/archives/24179
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here